miércoles, 18 de junio de 2014

¡Estoy viva! Y LO SIENTO...

He tenido muchos contratiempos, pero al fin, estoy aquí, publicando y todo. ¡BUF! La última entrada que tengo es de hace más de un año. ¡UN AÑO SIN PUBLICAR! Seguro que os habéis olvidado de mí... pero bueno... tampoco vengo a decir que publicaré más seguidamente, porque no puedo decíroslo porque no sé si será verdad.

No tengo ganas ni de excusarme, sólo os digo que me he leído Constancia y me parece que narraba como el orto, así que la voy a corregir y editar. A parte, intentaré acabarla; aunque creo que la intentaré acortar porque tenía pensada mucha trama y desenlace, pero el tiempo lo tengo en el culo y no tengo tanto como para escribir aquí la biblia. Lo siento.

miércoles, 29 de mayo de 2013

¡STOP! EL MALTRATO ANIMAL ES ILEGAL

Estoy harta, esto me tiene hasta los mismisimos huevos que no tengo. ¿Por qué la gente sólo quiere las cosas superficiales? Vinimos al mundo sin nada y sin nada nos tenemos que ir. No hay otra manera para ser, pero la gente es insoportable. Se "maquilla" para intentar ser más guapa, pero se sigue viendo igual y hasta más gilipollas. Encima, cuando hacen pruebas de cosméticos, lo hacen con animales, y es que eso es demasiado, no puedo más. Otra prueba de que la sociedad no puede caer más bajo es que matan a toros sólo por creerse más "guais" o "machos" o algo así, pero es que esto no puede seguir a más. Bfff y lo que también jode lo suyo... Cuando alguien recoge a algún perro o gato o cualquier mascota de la calle, es para cuidarla, ¡NO PARA MALTRATARLA! Las mascotas necesitan el mismo cuidado que las personas e incluso más porque ellas solas no saben... Los animales tienen los mismos derechos de vivir como los humanos, yo he nacido persona, pero tú... tú que haces esas cosas, ¿tú de qué has nacido? Tú has nacido de gilipollas.
Este texto ha sido hecho oficialmente por Sandra Martínez©
Copia y te las verás conmigo.

viernes, 24 de mayo de 2013

Constancia ~ Capítulo cuatro

Paul me sonríe.

-Paul, una cosa, siento lo que voy a decirle pero... tengo que marcharme ya -le digo.
-¿Por qué?
-Porque he venido para ver a Amanda, ¿quiere usted acompañarme? -pregunto cortésmente como me enseñaron en el colegio.
-Será un honor poder acompañar a una princesa para visitar a otra y mucho más cuando la princesa de la cual hablamos es Amanda -dice Paul.
-No me llame así nunca más -le digo siendo un poco borde, él me mira con arrepentimiento porque le he dicho las palabras demasiado secas-. Lo siento, es que no me gusta que me llamen así; he vivido toda mi vida siendo "una señorita" y me estoy cansando... -digo con la cabeza bajada-. Y no me trates como a una princesa, sino como a alguien normal y corriente.
-Bueno vale, Becky -dice con una sonrisa-, ¿vamos? -me dice y me coge de la mano.
-¡Vámonos! -digo riendo y yendo hacia el castillo de Amanda.

Es la primera vez que hago algo así de arriesgado, bueno, no le llamemos así, llamémosle "diferente", bueno, no, algo aún más extraño... hum... ¡ya sé! Esta sensación es rara, diferente, tengo como pequeñas maripositas que revolotean dentro de mi estómago, me encanta esta sensación.

Llegamos en silencio al castillo de Amanda, hemos ido en silencio porque yo he estado todo el camino pensando en lo que me ocurría en mi estomaguito, tan concentrada en eso que no me he dado cuenta de que habíamos estado tanto Paul como yo en un silencio absoluto.

En la entrada del castillo hay dos guardias, sólo me acuerdo del nombre del más regordito, porque me recuerdan a mí de pequeña cuando sufrí sobrepeso, sé que eso es bueno porque significa que no tengo problemas alimenticios pero... con eso también empecé a tener problemas con la respiración y por eso tuve que hacer más ejercicio y ahora soy fuerte, tanto mental y psicológicamente. Le digo hola a Ernesto.

-Buenos días señorita Prince -me dice cortesmente Ernesto.
-Llámeme Rebecca por favor -le ruego a Ernesto.
-¿Paul? Lo siento pero usted no puede pasar -le dice Ernesto a Paul.
-¿Por qué? -pregunto sin saber nada.
-Por problemas del pasado, señorita Rebecca, usted no puede entrar con él -me dice de nuevo Ernesto.
-Paul no hará nada, se lo aseguro -le digo con una sonrisa débil porque ya no sé en quién confiar.
-Señorita Rebecca, si pasa algo, grite que todos estaremos para usted.
-Gracias por su cortesía.

Entramos al castillo y le pregunto a una de sus sirvientas dónde está Amanda. Me acompaña hasta encontrarla. Hoy va preciosa, le han resaltado los ojos con un toque de negro en párpado y le han ennegrecido más las pestañas, ¡y eso que ya siempre las lleva súper largas y negras!, aparte, también le han pintado los labios rojo pasión{X}, sé que se ha cambiado por un atuendo de estar por el castillo porque sé que siempre que tiene que salir le ponen el cancán como a mí y grandes vestidos.

-Dios mío -dice cuando me ve-, ¡ahora mismo estaba por ir a verte! Tengo miles de cosas que decirte.
-Y yo también, ¿puedo dormir hoy aquí? -pregunto con cierta timidez.
-Claro, ¿quién es él? -pregunta señalando a Paul.
-Él es un amigo -digo con una débil sonrisita-. También tiene problemas, bueno, los típicos pero... me siento mal porque nosotras vivimos genial y los plebeyos y campesinos pues no tan bien como nosotras...
-Primero vamos a hablar a solas -me dice susurrando al oído-. Amigo de Becky, ¿puede dejarnos un momento a solas? -pregunta siendo cortés como siempre le enseñaron.

Paul se va. Nos quedamos solas; el silencio es sepulcral. Hasta que Amanda empieza a hablar.

-Me tengo que casar -dice rápidamente, intentándose retener las lágrimas; ella sí que no estaba preparada para esto, porque sus padres le prometieron que nunca le pasaría ésto.
-Yo con James -digo de la misma manera rápida y con la voz hueca, pero yo no tengo lágrimas en los ojos, yo estoy con la voz y la mirada perdidas.

Ella obligada a casarse con un desconocido y mayor, yo presa de casarme con alguien con quien no comparto un bonito pasado. No es un gran reencuentro. Ahora entiendo por qué iba pintada y porque estaba más guapa de lo normal. La verdad es que ahora nos parecemos mucho, fícica y moralmente porque estamos en la misma situación y maquilladas de una manera muy parecida.

domingo, 12 de mayo de 2013

Nominación de Teen (Liebster Award)

Bueno, es la primera vez que me nominan y realmente me ha hecho muchísima ilusión *.* ajajaj :$
Las normas son:

  • Nombrar y agradecer el premio al blog que te lo concedió. ¡Gracias Teen!
  • Responder a 11 preguntas que te formule.
  • Enumerar 11 cosas sobre ti.
  • Conceder el premio a 11 blogs con menos de 200 seguidores.
  • Formular 11 preguntas para que respondan los bloggers nominados.
  • Visitar a los blogs que han sido premiados junto con el tuyo.
  • Informar a los blogs de sus premios.


11 cosas sobre mí:

  1. Al empezar el instituto me hicieron bullying.
  2. Cuando me conoces mejor ves que no es que sea tímida, sino que me cuesta coger confianza con alguien porque siempre me acaban dando una puñalada por la espalda.
  3. No tengo mejor amiga.
  4. Ninguna de mis amigas de la vida real conocen mi blog porque sigo sin confiar en alguien al 100%
  5. Me cuesta mucho combinar la ropa.
  6. Tengo claustrofobia y por lo cual, hasta cuando es invierno tengo que dejar la ventana de mi habitación abierta.
  7. Odio el instituto pero cuando entro a una tienda de material escolar me lo quiero comprar todo(sí, sé que es raro) pero no me lo acabo comprando todo por la falta de dinero..
  8. Me encantaría conocer a alguien que me lea.
  9. Quiero hacer algún vlog pero mi padre no me deja porque me sobre-protege demasiado desde que sufrí bullying y en teoría la entiendo...
  10. Mi madre me abandonó cuando era pequeña porque mis padres me tuvieron cuando tenían 14(mi madre) y 15(mi padre) y mi madre seguía con ganas de fiesta y mi padre también, pero se quedó de mi cuidado(me criaron mi padre y mis abuelos paternos)
  11. Mi vida no es gran cosa como podéis ver...